Tags:

IMPULSA NESTLÉ CONSUMO DE CEREALES EN MENORES

Empresas

Ciudad de México.- El gigante suizo de los lácteos a nivel mundial, Nestlé, impulsa el consumo de cereales en los primeros pasos en la vida con el objetivo de fortalecer el crecimiento de los menores en las primeras etapas de la vida.

Los primeros seis meses de vida, los bebés deben ser alimentados exclusivamente con leche materna, dado que es la mejor fuente de nutrimentos. A partir del sexto mes inicia el pequeño inicia una nueva etapa en la que sus necesidades alimentarias incrementan y deben satisfacerse a través de alimentos complementarios como cereales, frutas o verduras.

En esta etapa, los bebés comienzan a descubrir nuevas texturas, sabores y olores, aprenden a masticar y tragar, y a pesar de que su estómago aún es muy pequeño pueden incluirse en su dieta alimentos sólidos, los cuales se recomienda dárselos en papilla para que el bebé los acepte de mejor manera.

Asimismo, deben ofrecerse porciones pequeñas y de forma gradual, de esta manera, los papás podrán valorar el gusto y tolerancia del bebé a estos alimentos.

La compañía con su producto, Nestum, sostiene que es una excelente opción para iniciar la alimentación complementaria de los bebés, ya que contiene Hierro, Zinc, Vitamina A y E, nutrientes necesarios para el crecimiento físico y mental de los pequeños.

El Hierro es fundamental para el desarrollo cerebral, lo cual ayuda a promover la coordinación y el razonamiento; además, beneficia el sistema inmune al protegerlo de enfermedades e infecciones. Los requerimientos de este elemento a partir de los seis meses y hasta el 23, son los más altos y decisivos en todo el ciclo vital, por lo que deben satisfacerse de manera oportuna.

Adicionalmente, Nestum contiene fibra soluble que, combinada con las porciones necesarias de Zinc, contribuyen a una buena digestión y metabolismo en los bebés; es fácil diluirlo, contiene Vitamina A, necesaria para la vista y crecimiento, no incluye azúcares añadidos y tiene un agradable sabor.

Nestlé señala que el desayuno es el momento ideal para que los bebés disfruten de los cereales, ya que aporta la energía necesaria para empezar el día y con ello, descubrir nuevas cosas. Los primeros tipos de cereales que deben consumir los pequeños son el arroz y la avena, y después pueden ofrecerse mezclas entre ellos o algunos alimentos más.