MERCK EXPONE REPORTE SOBRE IMPACTO DEL TRABAJO DE LAS MUJERES

Empresas Salud
MERCK EXPONE REPORTE SOBRE IMPACTO DEL TRABAJO DE LAS MUJERES1

La empresa líder en ciencia y tecnología, Merck, y la Fundación Mexicana para la Salud (FUNSALUD), organización sin fines de lucro líder en políticas de salud en el país, publicaron hoy un reporte sobre la economía de las contribuciones de las mujeres a la atención médica en México. El reporte, “Valorando lo Invaluable: Las Contribuciones de las Mujeres a Familias Saludables y Economías Saludables” es el primero de una serie de reportes nacionales para investigar el impacto que el trabajo remunerado y no remunerado tiene sobre las mujeres, el sector salud y las economías como parte del programa Mujeres Saludables, Economías Saludables de la división para la Atención Médica de Merck.

La autora principal del reporte, Dra. Felicia Knaul, reconocida economista de la salud a nivel global que actualmente trabaja en la Universidad de Miami, colaboró con autores del grupo de Salud y Competitividad de FUNSALUD para seguir desarrollando el Reporte 2015 de la Comisión Lancet de Mujeres y Salud, del cual Knaul es coautora.

“No podemos abordar debidamente los obstáculos que enfrentan las mujeres a menos que los entendamos, lo cual significa recolectar y evaluar los hechos,” dijo la Doctora Belén Garijo, miembro del Comité Ejecutivo y CEO Healthcare en Merck. “En materia de atención médica, este reporte revela exactamente la información que necesitamos para ayudar a que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres para alcanzar todo su potencial económico”, puntualizó.

Entre otras cosas, la investigación encontró que en México:
• El 62 por ciento de los trabajadores remunerados del área de salud son mujeres, y 76 por ciento de todas las horas de cuidado a la salud no remuneradas lo brindan mujeres.
• El valor de las muchas horas — remuneradas y no remuneradas — que las mujeres invierten en atención médica en México es de al menos 1.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país en 2014, o 13.9 mil millones de dólares (casi 190 mil millones de pesos).
• Las horas no remuneradas de atención médica equivalen a más del 55 por ciento del valor económico total de las contribuciones de las mujeres al área de salud.
• En promedio los doctores ganan 30 por ciento más que las doctoras.
• El 43 por ciento de las doctoras está desempleada o subempleada. En el caso de los doctores, el desempleo o subempleo es del 21 por ciento.
• De cada 100 horas que las mujeres emplean en atención médica en México, en promedio 27 son remuneradas y 73 no remuneradas. En hombres los cálculos son 69 horas remuneradas y 31 horas no remuneradas.

“Es crucial que los países creen un entorno normativo que optimice la capacidad tanto de las mujeres como de los hombres para promover la salud, así como participar de lleno en otros aspectos de sus vidas,” dijo Knaul. “El resultado serán mujeres, sectores de salud y economías más saludables. México tiene la oportunidad de ser un líder global y tomar en cuenta a las mujeres”.

Para alcanzar estas metas, el reporte hace varias recomendaciones:
 Los programas de seguridad social necesitan ampliarse y fortalecerse.
• El permiso por maternidad es de solo nueve semanas, en lugar de las 14 que recomiendan las agencias internacionales.
• Si bien México es uno de los 15 países en Latinoamérica que ofrecen permiso por paternidad, éste es demasiado corto (solo 15 días).
• Los servicios de guardería son escasos y necesitan desarrollarse aún más.
• El apoyo social – permisos y servicios de atención – aplica solamente al cuidado de infantes durante los primeros meses de vida y debería prolongarse para cubrir enfermedad familiar grave sin importar edad, discapacidad y cuidado al final de la vida.
 Aunque la ley de cuidados paliativos en México está avanzada, aun así, limita el derecho a la atención en los últimos seis meses de vida y debería ampliarse.
 El apoyo para la atención debería ser equitativo para ambos géneros y extenderse a familias que no tienen cobertura de seguridad social.
 En las empresas del sector privado necesitan desarrollarse los programas e incentivos para permitir, tanto a hombres como a mujeres, apoyar al bienestar y atención de salud familiar.