BRAUN PRESENTA NOVEDOSOS TERMÓMETROS

Los termómetros de mercurio hechos de vidrio se han venido utilizando desde hace mucho tiempo para medir la temperatura en el recto, la boca o la axila (aunque no en el oído). Ya no se recomienda utilizarlos porque pueden romperse fácilmente y liberar el mercurio, que es tóxico.
Los termómetros electrónicos digitales ofrecen una serie de ventajas sobre los de vidrio, ya que sus lecturas son mucho más rápidas y la pantalla es fácil de leer. Además, no existe el riesgo de que alguien pueda lastimarse con fragmentos de vidrio o con el mercurio.
Los termómetros infrarrojos miden el calor generado por las superficies y las cavidades. La principal ventaja de este tipo de termómetros radica en su velocidad, puesto que solamente se tarda unos segundos en obtener una lectura de temperatura.
Los termómetros infrarrojos de oído miden el calor producido por el tímpano y el tejido que lo rodea. Estos termómetros proporcionan una temperatura exacta en una pantalla de fácil lectura y en unos pocos segundos. El ThermoScan de Braun es el termómetro de oído más recomendado por los médicos*.
Los termómetros infrarrojos de frente usan la frente para medir la temperatura con delicadeza. Los termómetros de frente miden la energía de infrarrojos emitida por la piel por encima de las cejas y el tejido circundante. Esta energía se capta a través de la lente y se convierte a en un valor de temperatura. La exactitud del termómetro depende del tipo de técnica utilizada. Los termómetros de frente pueden medir la temperatura estando en contacto directo con la frente o desde cierta distancia. El termómetro No touch + forehead de Braun es el primer y único termómetro que permite medir la temperatura con y sin contacto, y con una exactitud clínicamente demostrada.
¿Cómo tomar la temperatura?
La temperatura suele comprobarse en el oído, la boca, el recto, la axila o la frente. Todos los métodos se consideran exactos si se llevan a cabo correctamente. Las lecturas de temperatura pueden variar ligeramente dependiendo del método utilizado, para que sean coherentes se recomienda utilizar el mismo método.
Oído
Las mediciones en el oído son delicadas, rápidas y fáciles, y por ello son las preferidas por muchos padres. No obstante, como a menudo la temperatura varía de una lectura a otra, existe la creencia errónea de que los termómetros de oído son inexactos. Para minimizar este efecto, es muy importante usar el termómetro de oído correcto. Para obtener sistemáticamente lecturas exactas, busque uno que tenga una punta pequeña precalentada y algún tipo de sistema de posicionamiento.
Como con cualquier termómetro, asegúrese de que el niño esté bien sentado antes de medir la temperatura. Cuando utilice un termómetro de oído, siga las instrucciones del fabricante. Las lecturas en el oído solamente tardan unos segundos.
Al medir la temperatura con un termómetro de oído, hay que tener en cuenta lo siguiente:
• Tome siempre la temperatura en el mismo oído, ya que la lectura del oído derecho podría diferir de forma natural de la del izquierdo.
• Los factores externos pueden influir en la temperatura del oído, especialmente cuando una persona:
• Ha estado recostada sobre uno u otro oído
• Ha tenido los oídos tapados
• Ha estado expuesta a temperaturas muy altas o muy bajas
• Ha estado bañándose o nadando recientemente
• En estos casos, elimine estos factores externos y espere 30 minutos antes de tomar la temperatura.
• Si se han aplicado gotas para los oídos u otro tipo de medicación en el conducto auditivo de un oído, tome la temperatura en el otro oído.
• Para poder obtener lecturas exactas, el oído no debe tener obstrucciones ni demasiada cera.
• Si la persona tiene una infección en el oído externo (otitis externa) no es conveniente utilizar un termómetro de oído, ya que podría ser doloroso.
• No tome nunca la temperatura en un oído que sangre o tenga signos de otorrea.
Gracias a su avanzada tecnología, el ThermoScan de Braun es uno de los termómetros de oído más exactos y fiables del mercado.
Frente
Tomar la temperatura en la frente es una forma delicada de comprobar la fiebre. Los termómetros de frente miden la energía de infrarrojos emitida por la piel por encima de las cejas y el tejido circundante. Esta energía se capta a través de la lente y se convierte a en un valor de temperatura.
En el mercado se pueden encontrar diversos tipos de termómetros de frente, y para garantizar la exactitud de las lecturas es importante tomar la temperatura exactamente como se indica en el manual de instrucciones.
Medir la temperatura con el termómetro No-touch + forehead de Braun es sumamente fácil:
• Limpie la zona o retire el cabello de la frente antes de realizar una medición.
• Coloque el termómetro delante de la frente en medio de las cejas, ya sea en contacto directo con la frente, o a una distancia de 5 cm usando el sensor de proximidad y el haz de luz para apuntar. Para los pacientes que miden su propia temperatura, se recomienda utilizar la opción de «contacto» en lugar del modo «sin contacto».
• Mida la temperatura.
• El indicador de fiebre codificado por colores facilita la interpretación de la lectura.
Nota: antes de medir la temperatura, el paciente debe haber pasado 30 minutos en el interior de una edificación. El paciente y el termómetro deben estar a la misma temperatura ambiente durante al menos 10 minutos.

Tags from the story
,
Written By
More from Norma Mayoral

PFIZER Y GLAXOSMITHKLINE FIRMAN ACUERDO SOBRE VACUNAS

Da a conocer Pfizer Inc. que celebró un acuerdo con GlaxoSmithKline (GSK)...
Read More