EL VINO; MITOS Y VERDADES

Por Sandra Buch

Hablar de vino indudablemente es tener en cuenta muchos mitos y verdades que a veces son infundadas, o fruto del entorno mágico e inaccesible que rodea el mundo de ésta bebida milenaria.

Son muchas las ideas que se tienen entorno al vino, que poco a poco se va introduciendo en nuestra cotidianidad y así va ganando adeptos, pero a la vez, también se van generando presunciones no siempre reales, también llamados mitos. Aquí algunos de ellos:

Mito 1: Un vino reserva indica calidad. El término reserva, tiene que ver con el tiempo de añejamiento si estamos en España, y concretamente en la denominación de origen de Rioja, Ribera del Duero y Navarra. Fuera de estas denominaciones de origen, no existe regulación entorno al término reserva. Por ejemplo, en zonas de países como Chile, que es común ver este término, puede indicar que pasó por barrica, pero también que las uvas provienen de un viñedo particular y de una selección más cuidada, generalmente dónde la recolección de la uva es a mano.

Si de España se trata, ¿a qué nos referimos? Reserva indica permanencia en barrica y botella, es un indicativo de tiempo de añejamiento, que equivale a un año en barrica y dos años en botella antes de salir al mercado. En otras zonas de España y del mundo, sobre todo en las zonas de viejo mundo, refiriéndonos a Europa, en la contra etiqueta del vino, encontraremos la leyenda “18 meses en barrica”, o bien “24 meses en barrica,” etcétera, lo cuales nos indican un valor que garantiza que ese vino, por lo general, tendrá más durabilidad.

Mito 2: Vino tinto con carne, vino blanco con pescado. Cuando nos referimos a las reglas del maridaje clásico, o sea, qué vino le combina mejor con una carne o cuál con un pescado; los defensores acérrimos son muy estrictos en considerar un vino tinto siempre debe ir con carne y un vino blanco con pescado.

La evolución de los vinos y la elaboración de los platos han demostrado que no siempre una carne tiene mejor resultado con un vino tinto y un pescado con un vino blanco. ¿Por qué? simple, cuando nos referimos a un maridaje, buscamos equilibrios, complementos, potencializar sabores o buscar afinidades entre el plato y el vino; debemos tener en cuenta además, cocciones, acompañamientos, estilos de la proteína, carne o pescado; además tipo de vino, uva, región y muchos otros aspectos que son muy importantes en la elaboración de una buena armonía entre vino y plato. Sólo así podemos tener una excelente sintonía o experiencia al probar un atún a las brasas con un vino tinto no muy complejo, como un Pinot Noir, un Merlot o un Carmenére; y una excelente experiencia con un lechón de cerdo y un vino blanco de uva Chardonnay o Albariño, por ejemplo.

Mito 3: El consumo de vino es dañino para la salud. Nada más erróneo que éste mito, hay innombrables estudios que sustentan que el consumo moderado de vino, no solo es saludable, sino que aporta muchos beneficios para el cuerpo, desde prevención de problemas cardíacos, regulación del colesterol, antioxidantes y hasta una mejor higiene bucal. Como todo, aquí el problema es la cantidad consumida, sin embargo una copa o dos al día, es el mejor acompañante de las comidas y además estamos beneficiando nuestra salud.

Mito 4: El vino caro siempre es mejor. El precio del vino viene determinado por factores como localización de su terruño, uvas utilizadas, edad del viñedo, forma de elaboración y producción; uso de barricas, tipo de barricas, entre muchos otros aspectos. Pero muchas veces el precio del vino viene determinado por otros aspectos como el enólogo que lo elabora, la exclusividad, poca producción, diseño de la etiqueta, tipo de botella; así que no siempre el precio es debido por la calidad del mosto, sino por factores externos que ya dependen más del consumidor que del producto.

Mito 5: El vino con tapón de rosca o sintético es un mal vino. Cabe mencionar que, todavía hoy en día, el corcho elaborado con alcornoque es el mejor conservador del vino, por la porosidad del mismo, además de que permite que siga evolucionando mientras se va añejando. Sin embargo la realidad actual, es que el alcornoque se está agotando, ya que es un árbol que únicamente se da en Extremadura y Cataluña en España; en Portugal y en el norte de África, en la zona de Marruecos. A esto hay que agregarle que muchos productores tienen problemas con el vino, precisamente por la porosidad del corcho, que a veces provoca contaminación de elementos indeseables en él. Hasta hace poco, no existía alternativa real a los mismos, pero ahora tenemos los tapones de rosca, los corchos sintéticos o los mismos corchos conglomerados, que son una alternativa real al corcho natural y garantizan una buena conservación del vino.

Cabe mencionar que cuando hablamos de vinos de larga conservación, el corcho natural sigue siendo la mejor opción, sin embargo, un tapón de rosca o sintético no es símbolo de mala calidad, si no de vinos de consumo más inmediato.

El vino es para ser disfrutado, para ser compartido y siempre debe ser entorno de una buena comida. Debemos tener conocimiento de muchas realidades que no siempre son ciertas, pero siempre encontraremos una buena excusa para abrir un vino y compartir grandes momentos.

 

 

Written By
More from Vision Global

DANONINO REÚNE EL EJÉRCITO DE MAMÁS PRO-CALCIO

Rosario Islas. Presenta Danonino, marca líder en la categoría de productos lácteos...
Read More