ALPHA SOLUCIONES FARMACÉUTICAS INICIA OPERACIONES EN MÉXICO

La empresa mexicana del ramo de la salud dedicada a la distribución y comercialización de medicamentos a nivel nacional, Alpha Soluciones Farmacéuticas, anunció el inicio de sus operaciones a través de la introducción de la línea de lágrimas artificiales Hylo Eye Care para el tratamiento del síndrome de ojo seco.

Hylo Eye Care es elaborada por Ursapharm, laboratorio alemán de reputación mundial que fabrica productos que han beneficiado a más de 80 millones de pacientes en todo el mundo y que cumplen con los más altos estándares de calidad. Con este acuerdo de distribución, ambas empresas convergen en su misión de ofrecer productos seguros, vanguardistas, de calidad y que mejoren la salud de los pacientes.

Tiene presencia Hylo Eye Care en el mercado internacional desde hace 25 años y es la lágrima artificial que más se usa en Alemania. Se comercializa en más de 80 países, como Canadá, Francia, Austria, Suiza, Países Bajos, Bélgica, Portugal, República Checa, India, China, Brasil y ahora México.

Contiene hialuronato de sodio, una sustancia natural que se encuentra en el ojo y su característica especial, es que forma una película lubricante e hidratante con los beneficios de un gel en forma de gota. Es estable y de larga duración en la superficie del ojo, por lo que no produce visión borrosa y lo protege de la sequedad e irritación, además que de que es compatible con lentes de contacto.

De acuerdo con reportes mundiales, del 10 al 20% de la población padece del síndrome de ojo seco, lo que representa aproximadamente 30% de las consultas de Oftalmología. En Estados Unidos se estima que más de 7 millones de personas mayores de 40 años y en China 31.4%, padecen de ojo seco a partir de los 5 hasta los 89 años de edad. En el caso de México y según el grupo de estudio GEESO realizado a 3,445 pacientes, 57% de ellos, presentó ojo seco.

“El síndrome de ojo seco es un problema multifactorial, frecuente y de por vida que se clasifica en leve, moderado y/o severo, que afecta a la lágrima y a la superficie ocular, provocando síntomas de incomodidad o molestia, enrojecimiento, sensación de cansancio y de tener un cuerpo extraño, ardor o picazón, así como alteración en la agudeza visual e inestabilidad de la película lagrimal con daño potencial al ojo”, señaló el Dr. Francisco Beltrán ex Presidente de la Sociedad Mexicana de Oftalmología.

El carácter crónico de esta enfermedad, disminuye la calidad de vida de los pacientes y supone un gran impacto económico directo (relacionado con visitas médicas, medicamentos y terapias complementarias) e indirecto (disminución de tiempo de trabajo, productividad y calidad de vida).

Algunos componentes que producen daño a la película lagrimal provienen de ciertas enfermedades, particularmente de la piel, reumatología o del sistema nervioso, así como de varios medicamentos como los beta bloqueadores que pueden influir en la cantidad y calidad de la película lagrimal. Los más frecuentes son aquellos relacionados con malas condiciones medio ambientales, como estar en contacto por tiempo prolongado en lugares cerrados, con sistemas de calefacción y aire acondicionado, gases de escape, ozono o humo.

La exposición prolongada a múltiples pantallas provoca también que se parpadeé menos, lo que conlleva a una distribución disminuida de la película lagrimal en la superficie del ojo. El promedio de parpadeos por minuto es de 17 y baja a alrededor de 12 mientras se está frente a una computadora, cuando por el contrario, por su luz y su configuración, deberíamos hacerlo hasta 26 veces por minuto. Setenta por ciento de los usuarios de computadoras que pasan más de 6 horas frente a ellas, tienen complicaciones oculares.

Por su parte, los portadores de lentes de contacto a menudo padecen de ojo seco porque éstos les impiden el flujo y la distribución del líquido lagrimal en su superficie. Asimismo, alrededor de 40% de las personas que utilizan lentes y usan computadoras, pueden padecer de ojo seco, mientras aquellos que no los usan, representan el 23%.

“Además de modificar ciertas condiciones ambientales y estilo de vida, la principal recomendación para el tratamiento del ojo seco y lograr una mejoría sintomática sin añadir irritación ni inhibir la producción de los componentes naturales, es el uso de lágrimas artificiales que no contengan conservadores ni fosfatos, lo que evita posibles complicaciones como la formación de calcificaciones en la córnea. Las lágrimas con conservadores tienen efecto alergizante, son citotóxicas y retardan la regeneración del epitelio”, añadió el Dr. Alejandro Babayán, Subdirector del Hospital Nuestra Señora de la Luz.

De acuerdo a la Farmacopea de los Estados Unidos Mexicanos (FEUM2017), si las gotas para los ojos no contienen conservadores antimicrobianos, se deben suministrar en recipientes de dosis única o en recipientes multidosis que evitan la contaminación microbiana de los contenidos después de la apertura. Hylo es un dispositivo multidosis que garantiza la esterilidad de la fórmula.

“Consideramos que Hylo tiene gran potencial de crecimiento en México, ya que es una magnífica alternativa para la salud de los habitantes de nuestro país. Sólo por mencionar algunos datos, de acuerdo con el World Air Quality, México se encuentra entre los primeros 3 países con los peores índices de contaminación en el mundo y los usuarios de Internet en nuestro país pasan diariamente en la red más de 8 horas; ambas son condiciones fundamentales para generar ojo seco”, Dania Villegas Directora de Mercadotecnia de Alpha Soluciones Farmacéuticas.